China llora la muerte de la panda Basi, a los 37 años

EL MUNDO / STAFF

Beijing.-China está de luto por la muerte de la panda gigante de más edad del mundo, Basi.

Sus cuidadores en la ciudad oriental de Fuzhou dijeron que Basi sufría de una serie de dolencias, entre ellas problemas hepáticos y renales, antes de fallecer el miércoles a la edad de 37 años.

Su cuerpo será preservado y colocado en un museo dedicado a su vida, informó el jueves la agencia oficial de noticias Xinhu.